La rúcula ha sido cultivada como verdura en el Mediterráneo desde la época romana, siendo considerada un afrodisíaco. Sin embargo, no ha sido cultivada a gran escala ni sometida a investigación científica hasta los años 1990, siendo normalmente recolectada salvaje. Actualmente se cultiva en varios lugares, especialmente en Véneto, estando disponible en toda Europa.
La rúcula es especialmente usada en ensaladas, pero también cocinada como verdura con pasta o cecina. También es común en Italia su uso en pizzas, añadiéndosela sólo tras el horneado. Es rica en vitamina C y hierro.

Información nutricional (0.1 kg)
Fibra 1.2 g
Ácidos grasos saturados 0.09 g
Ácidos grasos monoinsaturados 0.05 g
Ácidos grasos polinsaturados 0.32 g
Colesterol 0.0 mg
Calcio 160.0 mg
Hierro 1.46 mg
Zinc 0.47 mg
Vitamina A 0.0 ug
Vitamina C 15.0 g
Ácido fólico 97.0 ug
Sal (Sodio) 27.0 mg
Azúcares 2.05 g
Los datos son de carácter puramente orientativo y no deben usarse con fines médicos. Los responsables de la web se eximen de cualquier responsabilidad.