La lima es una fruta exótica y fuertemente aromática perteneciente a la familia de los cítricos. Existen muchas variedades de lima pero generalmente son de pequeño tamaño, color verde o amarillo y un sabor dulce-ácido y a veces amargo.

La lima posee una pulpa carnosa dividida en refrescantes y jugosos gajos. Generalmente no tiene semillas o las tiene en muy poca cantidad.

Las limas contienen un 94% de agua. Contienen hidratos de carbono, son rica fuente de vitamina C, contienen magnesio, potasio, ácido fólico, ácido cítrico, flavoides, aceites esenciales, beta-caroteno, antioxidantes y sustancias de acción astringente.

La lima generalmente no se consume como fruta fresca, sino solo su zumo. Tiene diversos usos culinarios, siendo muy apreciada en la cocina mexicana y asiática. Se emplea para aliñar ensaladas, aderezar platos, en salsas y dar sabor a pasteles y tartas.

La lima se utiliza también para añadir a pescados y mariscos, como acompañante de carnes, en la preparación de diversas bebidas refrescantes y alcohólicas. Se emplea además para potenciar el sabor de otras frutas y en la elaboración de jaleas, mermeladas, helados y sorbetes.

Información nutricional (0.1 kg)
Fibra 2.8 g
Ácidos grasos saturados 0.02 g
Ácidos grasos monoinsaturados 0.02 g
Ácidos grasos polinsaturados 0.06 g
Colesterol 0.0 mg
Calcio 13.0 mg
Hierro 0.2 mg
Zinc 0.11 mg
Vitamina A 1.7 ug
Vitamina C 44.0 g
Ácido fólico 10.0 ug
Sal (Sodio) 0.0 mg
Azúcares 1.9 g
Los datos son de carácter puramente orientativo y no deben usarse con fines médicos. Los responsables de la web se eximen de cualquier responsabilidad.