Producido a partir de ajo seleccionado, pelado, cortado y deshidratado.

Se emplea para aromatizar  una elaboración,  pero también es muy utilizado en la elaboración de embutidos al tratarse de un potente conservante.

El ajo en polvo tiene un sabor algo más complejo e intenso que el ajo crudo, aunque sin su picor. 

Este producto debe ser conservado en un ambiente fresco y seco.

Información nutricional (100.0 g)
Fibra 9.0 g
Ácidos grasos saturados 0.25 g
Ácidos grasos monoinsaturados 0.12 g
Ácidos grasos polinsaturados 0.18 g
Colesterol 0.0 mg
Calcio 79.0 mg
Hierro 5.7 mg
Zinc 2.99 mg
Vitamina A 0.0 ug
Vitamina C 1.2 g
Ácido fólico 47.0 ug
Sal (Sodio) 0.0 mg
Azúcares 7.2 g
Los datos son de carácter puramente orientativo y no deben usarse con fines médicos. Los responsables de la web se eximen de cualquier responsabilidad.