Categoría Legumbres

La harina de algarroba tiene la apariencia del cacao puro en polvo, quizá es algo más clara, y para muchas personas es su perfecto sustituto porque su sabor es parecido. No obstante, esta harina puede utilizarse, como el cacao en polvo, para hacer todo tipo de elaboraciones culinarias, principalmente dulces, bizcochos, galletas, helados, salsas… tiene un sabor particular, tirando a dulzón, y sus propiedades nutricionales la hacen aún más interesante.

La algarroba es fruto del algarrobo (Ceratonia siliqua), un árbol originario de la Cuenca del Mediterráneo que pertenece a la familia de las fabáceas, o sea, que es una leguminosa, y como tal, se presenta en forma de vaina con semillas en su interior. Las vainas del algarrobo han sido un importante recurso alimentario en épocas de escasez, y en la actualidad son utilizadas para la alimentación animal y humana, y también la utiliza la industria farmacéutica.

La albarroba es una vaina de unos 10-20 centímetros de longitud. Cuando alcanzan la madurez, a finales de verano, se tornan de color pardo o negro, y es cuando adquieren el sabor dulzón, como sucede con la mayoría de alimentos vegetales. Para hacer la harina de algarroba hay que retirar las semillas, éstas se emplean para hacer garrofín, también denominada goma de algarrobo o E410.

Información nutricional (0.1 kg)
Fibra 39.0 g
Ácidos grasos saturados 0.1 g
Ácidos grasos monoinsaturados 0.2 g
Ácidos grasos polinsaturados 0.2 g
Colesterol 0.0 mg
Calcio 0.0 mg
Hierro 0.0 mg
Zinc 0.0 mg
Vitamina A 0.0 ug
Vitamina C 0.0 g
Ácido fólico 0.0 ug
Sal (Sodio) 0.1 mg
Azúcares 49.0 g
Los datos son de carácter puramente orientativo y no deben usarse con fines médicos. Los responsables de la web se eximen de cualquier responsabilidad.